La NBA y sus trapos sucios

No me gusta remover en la basura, ni vivir del pasado, son temas que ya están zanjados, han sido olvidados, pero la verdad es que precisamente este, ni se ha zanjado ni olvidado.

Dwight Howard y los Orlando Magic, auténticos perdedores malos perdedores y cuyas faltas flagrantes y antideportivas hicieron llegar a los Celtics a las finales de la NBA en un estado bastante mediocre.

Howard y sus codazos por todos son bien conocidos ya, a estas alturas no dejan de ser habituales sus rebotes y movimientos al poste abriéndose paso a codazo limpio, pero lo que no deja de ser chocante, es la pasividad con la que la liga se toma esto. Ni una sanción en todos los playoffs para Dwight, nada. Ahora, veánlo ustedes:

(Con esto no quiero justificar la derrota en las Finales, pero si dejar claro que Boston sufrio más de lo necesario y que pese a las trabas impuestas y otorgadas por la dirección de la liga, los Celtics llegaron a la final de la NBA. Sin duda, sigo sintiéndome orgulloso, cada día más, de este equipo y a la vez... más engañado y rencoroso hacia un comisionado que hace ser de la mejor liga lo que es hoy día).



Sin duda, una serie que se me pareció mucho a aquella otra de 2002 entre los Sacramento Kings y los Ángeles Lakers. Afortunadamente, para nosotros, pese a llegar fundidos a la final, logramos ser campeones de conferencia, aquellos Kings, magníficos Kings, no pudieron lograr tal hazaña.


Curiosos partidos como estos, series enteras e incluso playoffs enteros hay muchos, por poner un ejemplo, ahora mismo, la inexistente falta de Bill Laimbeer sobre Kareem Abdul Jabbar:

Partido 6, Finales NBA 1988.
Los Pistons ganaban por 102-99 a falta de un minuto para el final del partido. Byron Scott redujó la ventaja a uno con una canasta a falta de 52 segundos. Una gran defensa de los Lakers en la siguiente posesión obligó a Thomas a lanzar un tiro desesperado. Kareem Abdul-Jabbar lanzó ante Bill Laimbeer su clásico gancho, recibiendo una pólemica falta del jugador del Pistons, mientras que las repeticiones de la televisión no mostraban contacto alguno. Jabbar anotó los dos tiros libres y adelantó a los Lakers por 103-102.

Aquello significaría entregar la victoria practicamente a los Lakers en bandeja, como sucedió finalmente, y la injusta derrota de unos Pistons que pudieron coronarse campeones un año antes de sus dos siguientes anillos, en 1989 y 1990.


9 comentarios:

J-Bo dijo...

Howard no es un jugador especialmente sucio, aunque si es cierto que en los playoffs repartió cera de lo lindo.

Yo creo que ha pasado demasiado tiempo en la sala de musculación y muy poco sobre el parqué, y de ahí vienen gran parte de sus problemas.

Uno no puede pretender dominar sólamente con unas facultades físicas fuera de lo normal, también es necesario tener unos fundamentos mínimos, Howard tiene una mecánica de lanzamiento espantosa, y un tronco que estará muy bien para la lucha libre, pero con menos movilidad que el de un portero de futbolín.

Carece practicamente de movimientos en ataque, su juego de pies es nulo, y solo domina el salto en vertical y hundirla hacia abajo.

The Virus dijo...

Parece ser que Olajuwon le ha enseñado algo este verano, no obstante, si Pat Ewing no logró gran cosa, no es que tenga muchas esperanzas puestas ahora mismo.

No quiero transmitir lo sucio que fue Howard solamente, sino todos los Magic en general y la pasividad de la liga.

Gracias por comentar J-Bo.

Bae dijo...

Howard no puede aprender nada de Olajuwon, coincido con J-bo: demasiada musculación, poco cardio y nada de cerebro. Justo lo contrario que "the dream"

The Virus dijo...

Chapeau Bae.

dennis_mora91 dijo...

Coincido con los dos, Howard es una bestia pero que para el baloncesto no sirve como jugador franqucia, es dominador bajo los aros reboteando e intimidando pero cuando le pides algo de inteligencia en cnacha o simplemente le das el balon para que se lo juegue ves que no tiene ni idea

La Maquina De Huesos dijo...

ya lo dije por aqui hace poco vi la final de los juegos de pekin y contra espsña le metio dos ostias pq no fueron faltas a pau que me recordaron a lo de estos playoffs y la unica excusa que encuentro es la impotencia de saber que es mas fuerte mas alta y mas tonto que los demas y los demas le ganan en todo... sus tiros son una mierda sus tiros libres ni dan en los playoffs el gran pat ewing le daba balones a howard y las caras lo decian todo.. pat era como tio centrate en el balony la canasta y no en las camaras, no gana ni los concursos de mates que se los gana un tipo de 1,80.... no es mal jugador ni mal tipo pero uno demuestra el tipo que es cuando pierde no cuando gana y el demostro el tipo de persona y jugador que es en los playoffs

The Virus dijo...

Buen aporte Máquina, sin duda lo has dejado muy bien resumido. No obstante, demosle una segunda oportunidad a Howard antes de juzgarle.

La Maquina De Huesos dijo...

yo no le doy 2º oportunidad.... a mi me da un golpe de esos y te aseguro que su proxima falta no mete ni uno de los dos toris libres pero no pq es malisimo sino pq le va a doler el brazo un buen rato

The Virus dijo...

jajaja me refiero a que dejemosle un segundo intento para reformarse e intentar demsotrar que lo de los playoffs, los roces con Pau... han sido errores y frustraciones que no volverán a pasar.

PD: Dudo mucho que deje de airear sus codos.

CONOCIENDO A LOS ROOKIES por Hanzinho Más allá de gustos personales o jugadores talentosos que cayeron en el draft y los pasamos, Doc y Danny eligieron en el draft y es lo que tenemos. Por lo tanto, basado en eso vamos a hacer una pequeña descripción y proyección de lo que podremos encontrar en estos tres nuevos Celtics. Jared Sullinger 20 años, 6,9 de altura, 268 libras, largo de brazos de 7,1, longitud de 8,9 (altura más brazos estirados) Mejor Caso: Kevin Love / Al Jefferson con garra / Luis Scola con carisma. Peor Caso: Brandon Bass / Leon Powe más pesado / Big Baby Davis inteligente. Considerado un top 5 desde la secundaria. Si bien tiene una estatura inferior a lo que se requiere para un interno, a diferencia de un Big Baby por ejemplo, eso lo compensa con un muy buen largo de brazos. Por debajo del promedio en cuanto a atletismo, podría tener problemas en defensa. (Por eso se vería mejor como centro). Su peso y fundamentos lo hacen inamovible en el poste bajo. Si bien puede encestar desde afuera, su ofensiva pasa por un gran juego de poste bajo a la antigua, con gran toque, mucha garra, e incluyendo en su repertorio ganchos con ambas manos. Luchador e inteligente no le teme al contacto, de hecho, como protege bien el balón siempre lo busca sacando faltas a un gran ritmo. De vez en cuando puede sorprender con una volcada espectacular pero su juego será la mayoría de las veces por debajo del aro. Por eso mismo, algunos dudan de su capacidad para ser eficiente en la NBA enfrentando a jugadores más altos y atléticos que él. Pero Sullinger como pocos, es un ganador nato y tiene una inteligencia muy por sobre el promedio. Si lo respetan las lesiones (problemas en la espalda y tener una pierna más corta que otra donde a pesar de esto apenas se perdió 2 partidos en su 2 años de universidad), estamos ante un gran jugador que variará entre centro y ala pivot segun el compañero que tenga y a quien enfrente. Por garra, ética de trabajo y corazón jamás se quedará corto. Fab Melo 22 años, 7.0 de altura, 255 libras de peso, largo de brazos de 7,2, longitud de 9,2 (uno de los más altos del draft) Mejor caso: Una versión pobre de Andrew Bynum / DeAndré Jordan con mejor mano. Peor Caso: Ryan Hollins más pesado y sin la garra. La gran polémica de la noche del draft, un jugador que en lo personal y el de muchos aficionados no gustaba. Melo es un centro que recién empezó a jugar Basket en el colegio. Aún con esto, su curva de progreso y proyecciones de lo que "podría" hacer son realmente positivas. El problema es que ese "podría" es demasiado grande. Primero que todo estamos ante otro portento físico. A diferencia de Sullinger el pasado futbolero de Fab le da cierta movilidad por sobre el promedio para un centro, además tiene un muy buen timing para dar tapas. Capacidad de saltar rápido. Aceptable pasador. Los problemas pasan en que como Syracuse siempre ha jugado en zona, no sabemos si será un buen defensor de poste bajo o rebotero. Lo positivo pasa porque ya sin el esquema de zona, en ofensiva es un excelente rebotero ofensivo. Hablando de ofensiva, aparte de volcar todo lo que toca, se le ve una muy buena mano. Lo otro negativo son las dudas sobre su "inteligencia" y posible falta de ética por su magro rendimiento académico. Sobre esto él mismo lo ha explicado. No le interesaba estudiar ya que su vida es el basket. (Recordemos que su papá murió cuando era un niño y viajó a Estados Unidos casi al mismo tiempo para jugar basket) Sobre su falta de ética, de un año a otro en la universidad bajó como 10 kilos, y no es de extrañar que lo siga condicionado. En la última entrevista el mismo ha dicho que lo único que quiere es aprender de Garnett, el cual, ya lo llamó para aconsejarlo. Si bien puede colaborar en defensa desde ya, estamos sin duda ante un proyecto. Para mi sorpresa, mejor de lo que yo mismo pensaba. Lo fundamental será la atención que ponga Fab en los consejos y la tutela que le de Garnett, si lo hace, tendremos un centro de los que escasean en la NBA por muchos años. Kris Joseph 23 años, 6,7 de altura, 215 libras de peso, Largo de brazos: 6,11(!), Longitud 8,8 (Apenas una pulgada menos que Sullinger) Mejor Caso: Danny Green más alto y con mejor manejo de balón / Mickael Pietrus con manejo de balón. Peor Caso: Jr Giddens De carismática personalidad, estamos ante el típico jugador de segunda ronda que hace un poco de todo pero no hace nada extremadamente bien. En ataque, si bien no tiene un atletismo destacado o un muy avanzado manejo de balón, puede volcarla seguido y crear su propio tiro con bastante eficiencia. No tiene un patrón de ataque definido si no que puede encestar de todas partes y de todas las formas. siempre con más maña que atletismo puro. (Léase Paul Pierce). Toma 4 triples por juego encestando un muy aceptable 35% . Su promedio de rebotes es por encima de la media para su puesto. En defensa nos encontramos ante un muy buen jugador, cuyo ridículo largo de brazos, anticipacion e inteligencia lo hace una fuerza defensiva, robando mucho balones y cortando lineas de pase. El problema pasa que al igual que Fab Melo, al jugar en Syracuse no se sabe a ciencia cierta su efectividad de defender hombre a hombre. Pero por lo que se puede ver tiene un excelente movimiento lateral. De contar con minutos puede ser una grata sorpresa. Sobretodo jugando al lado de un jugador como Rondo.